Cafés

Nuestros cafés para vending proceden de una zona con ancestral tradición cafetalera, se cultivan con especial cuidado (mimo) y así obtenemos un producto excepcional. Para que el ciclo sea perfecto, en nuestro tostadero terminamos de conferirle al café el punto idóneo de tueste.

  • Walnut Natural

  • Oak Natural

  • Baobab Natural

  • Rosewook Natural

  • Elm Descafeinado

  • Walnut 80/20

A esta línea de productos la llamamos Qualycoffee, nombre derivado de la unión del prefijo Qualy-, de nuestra marca Qualery, y coffee, café en inglés. Con este pequeño juego de palabras conseguimos un nombre original, único, internacional y totalmente identificable con nuestra marca. 

El Qualycoffee es nuestro producto estrella para vending, es el corazón y alma de Qualery. Nos desvivimos para asegurarnos de que nuestro café es de la máxima calidad, cumpliendo así las altas expectativas a las que tenemos acostumbrados a nuestros clientes.

Conseguir una buena variedad de café y sembrarla en un entorno adecuado está al alcance de unos cuantos, pero asegurar la calidad final del producto solo está al alcance de los pocos que invertimos gran parte de nuestros recursos en seguir la evolución del cultivo.

Y es que la calidad del café no depende solo de la especie que se utiliza, de la variedad del café sembrada y del entorno en el que se siembra y crece, sino que el factor determinante para que la calidad del producto final sea máxima es el proceso de cultivo del café, es decir, la forma en la que se maneja el cultivo, de cómo se cosecha y de cómo se procesa, lo que es, sin duda, una de las tareas más costosas, exigentes y delicadas de la cadena de café.

Por eso, en Qualery no dudamos en destinar los recursos necesarios para poder comprobar y asegurar que nuestro el cultivo evoluciona de la manera correcta y que la producción da el resultado óptimo.

Cada temporada, nuestro equipo más cualificado dedica horas y horas a realizar una supervisión exhaustiva de todo el proceso de cultivo del café, desde la selección del grano hasta el procesamiento final de la cosecha, tostando, catando y seleccionando el mejor producto, con el objetivo último de satisfacer nuestro placer diario: el café.